Brownie de tarta de queso y frambuesas

¡Hola! Un día más estamos por aquí para endulzarnos un poco, pues a veces se necesita una ayudita extra. Y digo a endulzarnos porque confieso que cada día soy más fan de el que para mí es hasta ahora el mejor libro de recetas. Las recetas de la pastelería Hummingbird son… ¡Indescriptibles, deliciosas y fáciles!

Hoy os traigo mi primer brownie, que como me gustan tanto los retos, lleva además una tarta de queso con frambuesas por encima. ¡Riquísima! ¡Vamos con la receta!

Brownie de tarta de queso y frambuesas

Brownie de tarta de queso y frambuesas ya degustado.

Para el brownie (de unas 12 porciones con un molde/bandeja de más o menos 33 x 23 x 5 cm) necesitamos:

  • 200 g de chocolate negro picado.
  • 200 gr de mantequilla.
  • 250 gr de azúcar glas.
  • 3 huevos.
  • 110 gr de harina.

Derretimos el chocolate negro al baño maría y lo dejamos enfriar. Mientras, batimos la mantequilla y el azúcar con nuestra batidora o amasadora hasta que queden bien integrados. Añadimos los huevos uno a uno, rebañando las paredes del cuenco con una espátula de goma después de cada adición. Batimos hasta tener una mezcla homogénea y agregamos la harina (previamente tamizada). Ahora agregamos nuestro chocolate lentamente y volvemos a mezclar bien. Vertemos la masa en el molde previamente engrasado y alisamos la superficie con una paleta.

Para la tarta de queso necesitamos:

  • 400 g de Philadelphia.
  • 150 g de azúcar glas.
  • 1/2 cucharadita de extracto de vainilla.
  • 2 huevos.

Precalentamos el horno a 170º.

Batimos la Philadelphia, el azúcar y el extracto de vainilla con nuestra batidora o amasadora a velocidad lenta hasta que la mezcla quede homogénea. Añadimos los huevos uno a uno sin dejar de remover, rebañando las paredes con nuestra espátula tras cada adición. La mezcla debe quedar cremosa, pero no batáis demasiado, pues el queso puede cortarse. Repartimos sobre el brownie y alisamos con la paleta.

Horneamos durante 30-40 minutos o hasta que el pastel de queso esté firme al tacto, ligeramente dorado por los bordes y al meter un cuchillo esté salga ligeramente manchado (si esperamos a que no manche el brownie se nos quedará seco). El centro debería quedar aún pálido. Dejamos enfriar, cubrimos con papel film y refrigeramos durante 2 horas o toda la noche.

Brownie de tarta de queso y frambuesas

Brownie de tarta de queso y frambuesas ya degustado.

Para la cobertura de frambuesas necesitamos:

  • 300 ml de nata líquida, la más grasa que encontréis. 
  • 100 g de azúcar glas.
  • 150 g de frambuesas, o si no tenéis, fresas.

Batimos la nata con el azúcar y las frambuesas (previamente trituradas con un tenedor, por ejemplo) en nuestra amasadora o batidora y batimos hasta que esté firme pero no compacta.

La receta ahora nos pide desmoldar el brownie, pero yo no lo hice. Echamos la crema por encima y decoramos con algunas frambuesas o fresas. Volvemos a meterlo en la nevera para poder luego degustarlo, quizás en la cena o el desayuno.

¡Qué lo disfrutéis!

Responder

*