Berlinas rellenas de chocolate y batido de piña y coco

¡Hola! Ya se va notando que la fecha de los exámenes se va acercando 🙁 ¡Estoy desaparecida! Lo bueno es que con un poco de suerte este será mi último año y supongo que tendré un poco más de tiempo para hacer cosillas en la cocina y pasarme por aquí. Como compensación os traigo dos cositas: berlinas rellenas de chocolate y batido de piña y coco.

Primero vamos por lo más complicadillo: las berlinas. Esta receta la he sacado del libro de Xavier Barriga, Bollería, del que ya os hablé. He de decir que salen muy ricas, sobre todo para aquellos que os gusten los donuts. Eso sí, tengo que practicar un poco para que me salgan bien redonditas, ¡que me salieron un poco deformes! Si la próxima vez me salen mejor actualizaré el post con las nuevas imágenes y los posibles trucos que haya seguido 🙂 ¡Pero vamos ya con la receta!

Berlinas rellenas de chocolate.

Berlinas rellenas de chocolate.

Para 16 berlinas rellenas de chocolate necesitamos:

  • 500 g de harina de fuerza.
  • 10 g de sal.
  • 80 g de azúcar.
  • 2 huevos.
  • 50 g de mantequilla.
  • 180 ml de agua.
  • 40 g de levadura fresca.
  • La ralladura de medio limón.
  • 1/2 cucharadita de canela en polvo.
  • Aceite para freír.
  • Un bote de Nutella.
  • Azúcar glas.

Comenzamos amasando con el gancho de nuestra amasadora o a mano todos los ingredientes, excepto la mantequilla y la levadura. El agua lo echamos poco a poco y guardamos un poco para luego.

Cortamos la mantequilla en dados pequeños y la incorporamos fría a la masa. Amasamos hasta que esté completamente integrada. Si lo hacemos a mano deberemos hacer algunos descansos para que tanto la masa como nosotros reposemos. Ahora añadimos nuestra levadura a la masa con el agua para que se disuelva bien. Seguimos amasando hasta que la levadura se integre y la masa quede elástica. Sabremos que hemos terminado cuando la masa se despegue del bol de la batidora o no se nos pegue en nuestras manos. Si no es el caso, amasamos y amasamos.

Formamos una bola con la masa y la dejamos reposar en un bol untado con aceite de oliva y tapado con film transparente durante una hora en la nevera. Una vez que haya pasado esta hora, dividiremos la masa en bolas de 60 gramos cada una y las ponemos en una bandeja con papel vegetal bastante separadas para que no se junten cuando crezcan. Volvemos a dejar reposar la masa en la nevera durante 30 minutos.

Ahora meteremos nuestra bandeja en el horno y las dejaremos reposar durante 90 minutos o hasta que hayan duplicado su volumen. Calentamos aceite a unos 170º o 180º C e introducimos las berlinas una a una con cuidado. Doramos ambas caras y sacamos. Dejamos enfriar sobre papel de cocina para que se absorba el exceso de aceite.

Para rellenarlas hacemos un agujero con el filo de un cuchillo o hacemos círculos con un palillo y con una manga pastelera cargada de Nutella introducimos nuestra crema. Rebozamos las berlinas con azúcar glas.

¡Y ahora vamos con nuestro batido!

Para dos vasos de batido de coco y piña necesitamos: 

  • 1/2 piña.
  • 1 plátano.
  • 100 ml de leche de coco.
  • 1/2 lima.
  • 4 cubitos de hielo.

Lavamos la fruta y partimos la piña por la mitad. Quitamos las hojas, la cáscara y la parte central dura. Partimos la lima por la mitad y la exprimimos. No olvidemos quitar las pepitas que puedan caer pues harán que el batido sea amargo. Pelamos el plátano y ponemos todo en nuestra batidora. Batimos hasta obtener una textura fina. Si queremos, podemos añadir miel al gusto.

Batidos de coco y piña.

Batidos de coco y piña.

¡Qué aproveche y hasta la próxima!

Cake pops y batido de frambuesa y plátano

¡Hola chicos! Hoy os traigo dos cositas para que os hagáis una buena merienda 🙂 Por un lado unos cake pops con bizcocho de chocolate, Philadelphia Milka y Candy Melts con sabor a vainilla y por otro, un refrescante batido de frambuesa y plátano aprovechando la fruta de temporada.

Primero vamos con los cake pops. He de decir que no he seguido ningún libro específico ni nada por el estilo. Tan solo me fui informando por internet de lo básico e improvisé. ¡Son muy sencillos! Solo necesitamos un bizcocho de cualquier sabor (en mi caso fue la mitad de un bizcocho de chocolate de 23 cm de diámetro que me sobró de una tarta) y lo desmigamos. A estas migas le añadiremos Philadelphia Milka. No os puedo decir una cantidad específica, pues obviamente depende de la cantidad de bizcocho, pero por ejemplo yo eché 3 cucharadas generosillas. Solo necesitáis que las bolas adquieran un poco de consistencia y las migas dejen de soltarse. ¿De qué tamaño deben ser las bolas? Bueno, yo las hice un poco a ojo, supongo que va por gustos aunque tampoco pueden ser muy grandes porque la gravedad nos jugará una mala pasada. Siempre podéis utilizar moldes para cake pops y os ahorráis este paso.

Cake pops.

Cake pops.

Una vez las tengamos, las metemos en la nevera durante una hora más o menos para que cojan más consistencia. Derretimos nuestros Candy Melts siguiendo las instrucciones y si vemos que el chocolate queda demasiado espeso añadimos aceite de oliva suave o aceite de girasol (¡es a ojo lo siento!), o si tenéis, dos cucharadas de crisco. Os recomiendo ir probando, echamos un poco y removemos. Cuando lo tengamos a punto, metemos 1 cm más o menos de nuestro palito en los Candy Melts para luego insertarlo en una de nuestras bolitas. Tened cuidado de no atravesar la bola, con la mitad es más que suficiente. Dejamos reposar (yo lo hice en la misma bandeja con el palo hacia arriba) y mientras vamos haciendo el resto. Esto nos servirá de pie para que nuestra bola no se quiera suicidar y atravesarse todo nuestro palito 🙂

Después, volveremos a la primera para sumergirla en nuestro Candy Melt, dejando luego que los excesos caigan por su propio peso. Una vez que hayamos quitado el exceso, echamos por encima nuestros sprinkles y dejamos secar en un dummy por ejemplo. Fácil, ¿verdad? Yo al final solo tuve 3 bajas y creo que fue por mi culpa, pues los dejé demasiado tiempo sumergidos en el chocolate. ¡Así que cuidado!

Cake pops.

Cake pops.

¡Y ahora el batido! Para dos personas necesitaremos:

  • 2 naranjas.
  • 2 plátanos.
  • 250 g de frambuesas.
  • 100 ml de agua.

Lavamos la fruta, exprimimos las naranjas, pelamos los plátanos, ponemos todo en la batidora y… ¡batimos! ¡Rico, rico!

Batido de frambuesas y plátano.

Batido de frambuesas y plátano.

¡Qué los disfrutéis y hasta la próxima!

Batido de Oreo con helado

¡Hola!

Hoy me toca a mi traeros una receta, muy simple pero muy buena y refrescante.

Seguro que muchos de vosotros conoceréis el batido de Oreo de VIPS y os gustaría tener la receta. Bueno, pues nosotros hemos hecho algún intento que la verdad no ha ido nada mal… Os dejo nuestra receta 🙂

Ingredientes para 1 litro (2 personas):

  • 1/2 litro de leche (puede ser de cualquier tipo).
  • 1/2 litro de helado (chocolate blanco o vainilla).
  • 10 galletas Oreo de tamaño normal.

Lo único que necesitáis hacer es meter las Oreo, la leche y el helado en la batidora/picadora y batir todo hasta que los ingredientes estén bien integrados.

Nosotros hemos probado con el helado de vainilla, aunque la receta original es con el de chocolate blanco, pues este último resulta complicado de encontrar.

Espero que os guste y lo hagáis mucho, ya que es muy sencillito.

Batido de Oreo

¡Saludos!