Crema catalana

¡Hola! Hoy traigo un postre bastante tradicional, fuera de lo que normalmente se hace en esta página pero no por ello deja de ser delicioso. Y aunque no había tenido el gusto de probarla hasta ahora, he de decir que la crema catalana está muy rica. La receta la saqué de mi primer libro de postres Las Recetas de Mamá por Ana María Prieto y según mi catador particular de crema catalana (mi novio), posiblemente es la mejor crema catalana que ha probado. ¡El pobre llevaba 1 año pidiéndome que se la hiciera! ¡¡Pero no tenía soplete de cocina entiéndeme!!

Ñam ñam!!

¡¡Ñam ñam!!

¡Vamos con la receta!

Para unos 4 cuencos de barro de crema catalana:

  • 600 ml de leche.
  • 5 yemas de huevo.
  • 100 g de azúcar.
  • 20 g de maicena.
  • La cáscara de 1 limón.
  • Canela en rama.
  • Azúcar para caramelizar.

De los 600 ml de leche sacamos un vaso para disolver la maicena. Lo reservamos y ponemos el resto de la leche a hervir con la canela y la cáscara de limón. En un bol batimos las yemas con el azúcar hasta que se blanqueen un poco y añadimos la leche con la maicena.

Cuando la leche empiece a hervir, la retiramos del fuego y la colamos. Añadimos la mitad a la mezcla anterior y batimos bien. Seguimos añadiendo poco a poco. Una vez bien batido, volvemos a poner todo a fuego suave sin dejar de mover hasta que se espese. Servimos en los cuencos y dejamos enfriar.

Cuando la vayamos a comer echamos un poco de azúcar y quemamos con el soplete ^^

Crema catalana!!

¡¡Crema catalana!!

¡¡¡A disfrutadla!!!

Macarons de chocolate y avellana

¡Hola! Hoy os traigo una receta “macaronil”: ¡¡¡Macarons de chocolate y avellana!!! Y es que por fin nos han salido bastante decentes (sí, ya se que aún tienen grumitos… ¡pero no están ni rotos, ni pegajosos como los primeros! y muchos tienen un hermoso pie ^^). Los grumitos no sé si serán por las avellanas o porque no se mezcló del todo bien (esto de que no se pueda mezclar mucho porque sino se bajan las claras ufff).

Macaron de chocolate y avellanas! Mmmm!!!

Macaron de chocolate y avellanas! Mmmm!!!

Sí, son complicadillos de hacer… pero ya se sabe lo que se dice: cuanto más grande es el reto, ¡mayor será la satisfacción ^^! La receta la saqué del libro de Macarons de Annie Rigg que me compré el otro día junto al del de la pastelería de Hummingbird, ¡los dos geniales!

Más libros!

¡Más libros!

¡Vamos con la receta!

Para unos 30 macarons de chocolate y avellana necesitamos:

  • 200 g de azúcar glas.
  • 50 g de almendras molidas.
  • 50 g de avellanas sin cáscaras molidas.
  • 120-125 g de claras de huevo (unos 3 huevos).
  • Una pizca de sal.
  • 40 g de azúcar.
  • 1 cucharada de cacao en polvo.

Antes de todo preparamos uno o dos moldes de macarons o dos bandejas normales con papel de horno. Yo no tengo moldes y utilizo una plantilla con circulitos de unos 5 cm de diámetro, pues siempre hay que ir a lo económico pero práctico ^^

Comenzamos entonces a mezclar bien en un bol el azúcar glas (tamizado) con el cacao en polvo, las almendras y las avellanas molidas. En otro montamos las claras a punto de nieve. Una vez que estén montadas vamos echando el azúcar normal poco a poco mientras seguimos batiendo hasta que la mezcla quede compacta y blanca.

Con una cuchara grande de metal comenzamos a incorporar la mezcla del azúcar glas a las claras de huevo. Tenemos que mezclarlo bien pero con cuidado de que no se bajen las claras. ¡¡Es mejor que queden grumitos a que se bajen!! Al final quedará una especie de papilla para niños.

Macaron!

¡Macaron!

Llenamos la manga pastelera (echando la mezcla desde el bol y sin cuchara) y le ponemos una boquilla de 1 cm. ¡Comenzamos a hacer nuestros macarons en la bandeja!

Cuando terminemos habrá que esperar entre 15 minutos y dos horas (depende del tiempo que los macarons tarden en secarse) para que después nos salga el pie característico de los macarons. Para saber si están secos los tocamos con cuidado y comprobamos si no están pegajosos o húmedos.

Precalentamos el horno a 170º C y los horneamos arriba y abajo en el estante medio del horno (¡solo una bandeja!) durante 10 minutos. Y ¡voilá! ¡Ya tenemos nuestros macarons! Dejamos enfriar ^^

Macarons!

¡Macarons!

Para la crema de chocolate y avellanas necesitamos:

  • 35 g de avellanas molidas.
  • 4 cucharadas de leche condensada.
  • 50 g de chocolate negro.
  • 1 cucharada de nata líquida.
  • Una pizca de sal.

Fundimos la leche condensada con el chocolate negro al baño maría hasta que la mezcla quede homogénea. La enfriamos y batimos junto a las avellanas, incorporando la nata y la sal. Dejamos que se espese un poco y lo echamos en una manga pastelera. ¡¡A rellenarlos!!

¡¡Espero que os gusten!! ¡¡Están muy buenos!!^^

P.D.: ¡Los he vuelto a hacer para llevar a mi casa en Melilla y han sido todo un éxito ^^!

Cupcakes de chocolate y Nutella

¡Hola! Hoy os traigo un manjar… ¡una delicia! ¡Los cupcakes de chocolate y Nutella son lo mejor que hemos hecho! Se me cae la baba…

Os imagináis un bizcocho de chocolate súper esponjoso… relleno de Nutella… y cubierto con buttercream de… ¿¡¡NUTELLAAAA!!? Bueno, ¡no os lo imagináis ni por asomo, así que tenéis que probarlo!

Cupcakes de chocolate y nutella

Cupcakes de chocolate y Nutella.

Esta receta se la debemos a la pastelería Hummingbird ¡que seguro visitaré en mi próxima visita a Londres! ¡Tengo que probarlo todo de ellos!

¡Y vamos con nuestra recetita!

Para unos 9 cupcakes de chocolate y Nutella:

  • 100 g de harina.
  • 20 g de cacao en polvo.
  • 140 g de azúcar.
  • 1 1/2 cucharaditas de levadura.
  • Una pizca de sal.
  • 40 g de mantequilla a temperatura ambiente.
  • 120 ml de leche.
  • 1 huevo.
  • Nutella.

Precalentamos el horno a 170º C.

Tamizamos el harina y el cacao y lo batimos con el azúcar, la levadura, la sal y la mantequilla hasta que esté bien mezclado. Echamos la leche poco a poco mientras batimos y luego el huevo. Batimos hasta que todo esté perfectamente mezclado y repartimos la mezcla en nuestros papelitos o moldes de cupcakes para meterlos al horno durante 20 minutos.

Una vez estén fríos, les hacemos un agujero con un descorazonador de manzanas, rellenamos con Nutella y volvemos a tapar.

Para la buttercream de Nutella:

  • 250 g de azúcar glas.
  • 80 g de mantequilla a temperatura ambiente.
  • 25 ml de leche.
  • 80 g de Nutella.

Tamizamos el azúcar glas y lo batimos junto la mantequilla a velocidad lenta/media. Una vez que esté bien unido bajamos la velocidad a lenta y echamos la leche poco a poco. Cuando esté bien mezclado subimos la velocidad a rápida y batimos durante al menos 5 minutos. Echamos la Nutella y volvemos a batir.

Esta buttercream no sale con suficiente consistencia para decorar con boquilla, ¡pero está deliciosa!

Cupcakes de chocolate y nutella

Cupcakes de chocolate y Nutella.

¡Qué los disfrutéis!

Galletas de chocolate

¡Hola! Ya estamos de vuelta con las recetas 🙂 Es el turno de las galletas de chocolate tan buenas para los aficionados del chocolate… ¡no pararía de comerlas! Esta mañana me comí una y me dieron ganas de comerme todas :S

¡Vamos con la recetita! (sacada del fascículo 3 de la colección Pastelería Creativa de Planeta deAgostini).

Galletas de chocolate

Galletas de chocolate.

Para 40 galletas de chocolate (de 6 cm de diámetro más o menos) necesitamos:

  • 200 g de azúcar.
  • 200 g de mantequilla.
  • 350 g de harina.
  • 50 g de cacao.
  • 1 huevo.

Con una batidora o amasadora batimos la mantequilla y el azúcar hasta que quede una mezcla cremosa y clara. Echamos el huevo batido ligeramente y seguimos batiendo. Tamizamos la harina y el cacao y lo incorporamos a la mezcla poco a poco.

Hacemos una bola con la masa y la envolvemos en papel film. La metemos en la nevera durante una hora.

Una vez haya pasado la hora, precalentamos el horno a 180º C, extendemos la masa sobre la mesa con un rodillo y cortamos las galletas.

Finalmente metemos las galletas al horno durante 8 o 12 minutos.

Para decorarlas hemos usado fondant y pasta de flores (para las letras). Para pegar el fondant a la galleta solo hay que usar agua. Para las letras, pegamento comestible.

Galletas de chocolate

Galletas de chocolate.

¡Espero que os guste!

Regreso y curso de tartas

Hola! Ya he vuelto por fin de los exámenes y ayer ya estuve manos a la obra! Y es que ayer tenía el curso de tartas en Vainilla y Caramelo que me regaló Sergio por reyes 🙂 La verdad es que estuvo muy chulo aunque hubiera necesitado más tiempo para decorar mi tarta. También me hubiera gustado tener más materiales, como fondant rojo pero bueno he aprendido mucho y eso es lo que cuenta. Ya probaré en casa con más tranquilidad más cosas 🙂

Os dejo por aquí el resultado de nuestras tartas:

Tarta de Gema

Tarta de Gema.

Tarta de Sergio

Tarta de Sergio.

¡Tengo envidia del osito de Sergio! A mi me salió demasiado rígido ¡pero es que tuve que hacerlo deprisa y corriendo!

Por otro lado, sí que hicimos algo más entre la última receta y mis exámenes pero fue un poco desastre… Intentamos hacer unos macarons de frambuesa rellenos de chocolate. Salieron buenos pero no bonitos… Así que hasta que no los perfeccionemos no hay receta 😛 Ya cuando terminemos de comernos estas tartas volveremos con más recetas 🙂

¡Un beso!

Cupcakes de Frambuesa

¡Hola! Hoy venimos con otra receta rica, rica 🙂 Cupcakes de Frambuesa. Y es que esto de comprar pastas Home Chef se está convirtiendo en algo adictivo (realmente todo lo relacionado con la repostería… ¡Gema se fuerte!).

Cupcakes de frambuesa.

Cupcakes de frambuesa.

Entre apuntes y apuntes aún me las estoy apañando para hacer cositas nuevas pero ya veremos conforme se acerquen las fechas de los exámenes 🙁 ¡Esto es horroroso! ¡¡Con lo que me gusta cocinar!! ¡Quedáis avisados por si desaparezco! ¡No me abandonéis que volveré! El día 7 de febrero termino sí o sí y el día 9 tengo curso de tartas con Vainilla y Caramelo (regalo de Sergio :)). Por fin tendré mi primera experiencia decorando una tarta con fondant. ¡Qué ganas de que termine todo!

Bueno, vamos a dejarnos de rollos ¡y vamos con la receta!

Para 12 cupcakes de frambuesa:

  • 280 g de harina.
  • 3 cucharaditas de levadura.
  • Una pizca de sal.
  • 115 g de azúcar.
  • 2 huevos.
  • 200 ml de leche.
  • 85 g de mantequilla.
  • 2 cucharadas de pasta de frambuesa Home Chef.

Precalentamos el horno a 200º C mientras tamizamos la harina, la levadura y la sal. Después añadimos el azúcar. Batimos ligeramente los huevos e incorporamos la leche, la mantequilla fundida y la pasta de frambuesa.

Hacemos un agujero en el centro de los ingredientes secos y vertimos los ingredientes líquidos para mezclarlos. Repartimos la mezcla en los moldes y horneamos durante unos 20 minutos.

Para el buttercream (también de frambuesa):

  • 250 g de mantequilla a temperatura ambiente.
  • 325 g de azúcar glas.
  • 2 cucharadas de pasta de frambuesa (id probando y echad al gusto).
  • 2-3 cucharadas de leche.

Tamizamos el azúcar glas y lo batimos junto a la mantequilla. Añadimos la cucharada de pasta de frambuesa y la leche. El color que tienen es natural. ¡Es resultado de la pasta!

¡Qué las disfrutéis!

Cupcakes de frambuesa.

Cupcakes de frambuesa.

Galletas de jengibre

¡Hola! hoy os traigo unas galletas de jengibre decoradas para navidad que para mí son una cucada la verdad… 🙂 Estoy bastante contenta con el resultado… Aun así tengo como asignatura pendiente la glasa, a ver si un día me animo. Pero es que trabajar con fondant es más divertido, ¡y más entre dos personas!

Galletas de jengibre.

Galletas de jengibre.

Vamos con lo que nos interesa… ¡la receta! Esta vez sacada de Pasteles, Pastas, Galletas, Merengues, Tartas y Panes Dulces y Salados (¡¡¡UFFF!!!).

Para unas 30 galletas de jengibre (todo depende de los moldes):

  • 4 cucharas de miel de caña de azúcar.
  • 300 g de harina.
  • 1 cucharadita de bicarbonato.
  • 1 1/2 cucharaditas de jengibre molido.
  • 1 1/2 cucharaditas de mezcla de especias (canela, nuez moscada y pimienta de Jamaica).
  • 150 g de azúcar moreno.
  • 100 g de mantequilla sin sal ablandada.
  • 1 huevo.

Galletas de jengibre.

Galletas de jengibre.

Precalentamos el horno a 190º C. Calentamos la miel en un cazo hasta que esta quede líquida y dejamos enfriar.

Tamizamos la harina, el bicarbonato y las especias en un bol y añadimos la mantequilla. Mezclamos y añadimos el azúcar. Volvemos a mezclar.

Batimos el huevo con la miel hasta mezclar bien. Vertemos la mezcla en el cuenco y volvemos a mezclar.

Sobre una superficie enharinada amasamos la masa hasta que quede homogénea. Extendemos esta hasta tener un grosor de 5 mm y cortamos con nuestros moldes. Horneamos durante 10 o 12 minutos y decoramos una vez estén frías.

¡Qué las disfrutéis!

Galletas de jengibre.

Galletas de jengibre.

Cupcakes de oreo

¡Hola! Hoy os traigo una receta que me encanta como buena fan de las Oreos (aunque he de decir que después de probar esta receta y el batido de Oreo… ¡¡¡una Oreo a secas está sosísima!!). Las hice en Melilla para que mi hermana, también fan de las Oreos, las probase y la verdad es que saben de muerte… ¡Vamos con la receta!

Para 12 cupcakes de Oreo (receta tomada de Canela’s cake):

  • 120 g de mantequilla sin sal a temperatura ambiente.
  • 140 g de azúcar.
  • 110 g de harina.
  • 3 cucharadas de chocolate en polvo.
  • 8 Oreos grandes.
  • 70 ml de leche.
  • 1 cucharadita de levadura.
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla.
  • 1 pizca de sal.
  • 2 huevos.

Precalentamos el horno a 170º C. Batimos el azúcar y la mantequilla hasta que quede una mezcla cremosa. Añadimos los huevos uno a uno y mezclamos bien. Echamos el extracto de vainilla. Separamos las Oreos de su crema y trituramos las galletas. Tamizamos la harina, el cacao, la levadura y las Oreos y añadimos la mitad a la mezcla. Mezclamos bien y echamos la leche, la crema de las Oreos y la sal. Añadimos entonces la otra mitad y mezclamos de nuevo.

Repartimos entre los moldes y horneamos unos 20 minutos.

La buttercream es la misma que utilizamos para la tarta de chocolate con buttercream de Oreo 🙂

Para el buttercream de Oreo (de la misma página):

  • 6 Oreos grandes.
  • 200 g de mantequilla sin sal a temperatura ambiente.
  • 3 cucharadas de leche.
  • 380 g de azúcar glas.
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla.

Volvemos a separar las Oreos de su crema y trituramos las galletas. Ponemos todos los ingredientes en la batidora/amasadora y mezclamos a velocidad baja durante 2 minutos y a velocidad alta 2 minutos más. Si lo deseamos, podemos decorar con 12 mini galletas Oreo.

¡Espero que os guste tanto como a mí!

Cupcakes de oreo.

Cupcakes de Oreo.

Red Velvet Cake

¡Hola! Ya estoy aquí de vuelta con el postre de nochebuena 🙂 ¡Una riquísima Red Velvet Cake! Prácticamente igual a las cupcakes pero con una mejora: emulsión Red Velvet. Está muy bien para dos cosas: sabor y color. Cuando hicimos las cupcakes gastamos un tercio del bote de colorante, lo cual no es una opción. Así que me informé por internet y encontré la emulsión que además de dar color (mejor que el que conseguimos la otra vez) da un rico sabor y olor 🙂

Me hubiera gustado hacerla de al menos dos pisos pero no disponía de moldes más pequeños… era o 18 cm o 25 cm, no había término medio :S así que decidí hacerla de 25 cm. Tampoco disponía de mi querida batidora/amasadora pero pudimos hacer el buttercream más o menos con la minipimer. El buttercream… ¡riquísimo y cremosísimo! es uno de mis favoritos 🙂 Os dejo por aquí la receta que saqué del fascículo 7 de la colección Pastelería Creativa de Planeta DeAgostini.

Para una Red Velvet Cake de 25 cm (o dos de 23 cm o tres de 20 cm):

  • 150 g de mantequilla a temperatura ambiente.
  • 300 g de azúcar.
  • 2 huevos.
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla.
  • 300 g de harina.
  • 2 cucharadas de cacao en polvo sin azúcar.
  • 1 cucharadita de levadura.
  • 1/2 cucharadita de sal.
  • 240 ml de suero de leche o buttermilk (240 ml de leche y 1 cucharada de limón reposando durante 10 minutos).
  • 2 cucharadas de emulsión red velvet.
  • 1 cucharadita y media de vinagre de vino blanco.
  • 1 cucharadita y media de bicarbonato sódico.

Precalentamos el horno a 180º C y forramos el molde. Batimos la mantequilla y el azúcar hasta quedar cremosa la mezcla. Añadimos los huevos uno a uno y el extracto. En otro bol tamizamos la harina, el cacao, la levadura y la sal y lo removemos. Mezclamos aparte el suero de leche con la emulsión.

Buttermilk y emulsión red velvet.

Buttermilk y emulsión Red Velvet.

Incorporamos una tercera parte de los ingredientes secos a la mezcla de la mantequilla y echamos una tercera parte del suero de leche. Removemos bien y seguimos echando el resto. En un vaso mezclamos el bicarbonato con el vinagre hasta que haga burbujas y lo añadimos rápidamente.

Repartimos la mezcla en el molde o los diferentes moldes. Si lo hacéis en un molde de 25 cm no sube mucho y no da para dividir el bizcocho en dos y rellenarlo… Yo personalmente lo haría en los de 20 cm, pero bueno… no tenía otra. Aun así salió rica 🙂

Dejamos en el horno durante 20-25 minutos o hasta que pinchando el bizcocho con un palillo este salga limpio.

Para la rica y rica crema de queso:

  • 50 g de mantequilla.
  • 300 g de azúcar glas.
  • 125 g de crema de queso.

Tamizamos el azúcar glas y lo batimos junto a la mantequilla. Cuando esté bien integrado añadimos la crema de queso (Philadelphia) y, si queremos, una cucharadita de extracto de vainilla. Rellenamos (si podemos) y cubrimos el pastel con la crema. Estas cantidades sirven para cubrir uno de 25 cm, no sé si dará para rellenarlo. Solo tenéis que aumentar las cantidades 🙂

¡¡Qué lo disfrutéis!!

Red velvet cake.

Red velvet cake.

 

Rollitos de canela

¡Hola! Hoy os traigo unos rollitos de canela que os resultarán riquísimos si sois fans de la canela :). Estos “pequeños” pastelitos son típicos en el norte de Europa (Suecia sobre todo) y los Estados Unidos y he de decir que recuerdan un poco a las torrijas (¡sí! ¡Amantes de las torrijas estamos de enhorabuena! ¡Un dulce que no es solo de Semana Santa!).

La primera vez que supe de ellos fue en Objetivo Cupcake pero la receta la he cogido de un libro que me compré hace poco (creo que será mi regalo de navidad :)). Este tiene nombre y apellidos: Pasteles, pastas, galletas, merengues, tartas, panes, dulces y salados de Caroline Bretherton. Desde que lo vi me llamó la atención, ya que parece una enciclopedia del dulce ¡y la verdad es que tiene muy buena pinta todo!^^Además la mayoría de las recetas están explicadas muy bien e incluyen fotos de casi todos los pasos.

Pasteles, pastas, galletas, merengues, tartas, panes, dulces y salados de Caroline Bretherton.

¡Vamos con la receta!

Para la masa de unos 10-12 rollitos de canela:

  • 125 ml de leche.
  • 100 g de mantequilla.
  • 2 cucharadas de levadura seca.
  • 50 g de azúcar.
  • 550 g de harina.
  • 1 cucharadita de sal.
  • 1 huevo y dos yemas.

Calentamos 125 ml de agua con la leche y la mantequilla hasta que se derrita y se funda. Dejamos enfriar y echamos la levadura con una cucharada de azúcar. Lo cubrimos durante 10 minutos.

Mientras podemos tamizar la harina y echarla en un bol junto a la sal y el azúcar restante. Una vez hayan pasado los 10 minutos, hacemos un hueco en el centro de la mezcla seca y vertimos la mezcla de leche. Añadimos el huevo y las yemas batidas y mezclamos para formar una masa gruesa. Esto se puede hacer también con una mezcladora si tenemos gancho. Si la masa queda muy pegajosa y poco manejable, echamos más harina. Cubrimos la mezcla y la dejamos reposar 2 horas a temperatura ambiente hasta que crezca.

Rollitos de canela.

Para el relleno:

  • 2 cucharadas de canela.
  • 100 g de azúcar moreno.
  • 25 g de mantequilla.

Preparamos el relleno mezclando la canela con el azúcar moreno. Una vez que la masa haya crecido la extendemos en una superficie enharinada formando un rectángulo de aproximadamente 40 x 30 cm. Derretimos la mantequilla y la repartimos por encima de la masa. Esparcimos entonces el relleno dejando un margen de al menos 1 cm en uno de los lados. Presionamos el relleno para que se quede pegado el relleno y enrollamos yendo hacia el margen.

Cortamos de 10 a 12 rollitos más o menos iguales procurando no aplastarlos y engrasamos un molde o bandeja donde colocaremos los rollos. Los cubrimos y dejamos reposar de nuevo a temperatura ambiente una 1 o 2 horas.

Precalentamos el horno a 180º C, mientras pincelamos los rollos con un huevo ligeramente batido. Horneamos durante unos 25 o 30 minutos o hasta que se doren y al pincharlos no se manche el palillo.

Calentamos 3 cucharadas de agua con 2 de azúcar y barnizamos los rollitos. Espolvoreamos con azúcar glas y una cucharada de canela. Si para vuestro gusto quedan secos podéis probar a hacer un glaseado:

  • 50 g de azúcar glas.
  • 2 cucharadas de nata líquida.
  • Un poco de agua.

Mezclamos todo bien y lo echamos sobre los rollitos al servir 🙂

Los rollitos duran unos 2 días en un recipiente hermético. No es que se estropeen pero al ser un pan de canela pues se ponen duros. Pueden congelarse también durante unas 4 semanas.

¡Disfrutadlos!

Rollitos de canela.