Red Velvet Cake

¡Hola! Ya estoy aquí de vuelta con el postre de nochebuena 🙂 ¡Una riquísima Red Velvet Cake! Prácticamente igual a las cupcakes pero con una mejora: emulsión Red Velvet. Está muy bien para dos cosas: sabor y color. Cuando hicimos las cupcakes gastamos un tercio del bote de colorante, lo cual no es una opción. Así que me informé por internet y encontré la emulsión que además de dar color (mejor que el que conseguimos la otra vez) da un rico sabor y olor 🙂

Me hubiera gustado hacerla de al menos dos pisos pero no disponía de moldes más pequeños… era o 18 cm o 25 cm, no había término medio :S así que decidí hacerla de 25 cm. Tampoco disponía de mi querida batidora/amasadora pero pudimos hacer el buttercream más o menos con la minipimer. El buttercream… ¡riquísimo y cremosísimo! es uno de mis favoritos 🙂 Os dejo por aquí la receta que saqué del fascículo 7 de la colección Pastelería Creativa de Planeta DeAgostini.

Para una Red Velvet Cake de 25 cm (o dos de 23 cm o tres de 20 cm):

  • 150 g de mantequilla a temperatura ambiente.
  • 300 g de azúcar.
  • 2 huevos.
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla.
  • 300 g de harina.
  • 2 cucharadas de cacao en polvo sin azúcar.
  • 1 cucharadita de levadura.
  • 1/2 cucharadita de sal.
  • 240 ml de suero de leche o buttermilk (240 ml de leche y 1 cucharada de limón reposando durante 10 minutos).
  • 2 cucharadas de emulsión red velvet.
  • 1 cucharadita y media de vinagre de vino blanco.
  • 1 cucharadita y media de bicarbonato sódico.

Precalentamos el horno a 180º C y forramos el molde. Batimos la mantequilla y el azúcar hasta quedar cremosa la mezcla. Añadimos los huevos uno a uno y el extracto. En otro bol tamizamos la harina, el cacao, la levadura y la sal y lo removemos. Mezclamos aparte el suero de leche con la emulsión.

Buttermilk y emulsión red velvet.

Buttermilk y emulsión Red Velvet.

Incorporamos una tercera parte de los ingredientes secos a la mezcla de la mantequilla y echamos una tercera parte del suero de leche. Removemos bien y seguimos echando el resto. En un vaso mezclamos el bicarbonato con el vinagre hasta que haga burbujas y lo añadimos rápidamente.

Repartimos la mezcla en el molde o los diferentes moldes. Si lo hacéis en un molde de 25 cm no sube mucho y no da para dividir el bizcocho en dos y rellenarlo… Yo personalmente lo haría en los de 20 cm, pero bueno… no tenía otra. Aun así salió rica 🙂

Dejamos en el horno durante 20-25 minutos o hasta que pinchando el bizcocho con un palillo este salga limpio.

Para la rica y rica crema de queso:

  • 50 g de mantequilla.
  • 300 g de azúcar glas.
  • 125 g de crema de queso.

Tamizamos el azúcar glas y lo batimos junto a la mantequilla. Cuando esté bien integrado añadimos la crema de queso (Philadelphia) y, si queremos, una cucharadita de extracto de vainilla. Rellenamos (si podemos) y cubrimos el pastel con la crema. Estas cantidades sirven para cubrir uno de 25 cm, no sé si dará para rellenarlo. Solo tenéis que aumentar las cantidades 🙂

¡¡Qué lo disfrutéis!!

Red velvet cake.

Red velvet cake.

 

Nuevo nombre, nuevo dominio y nuevo diseño

¡Hola! Hoy no os traigo receta 🙁 Llevo ya más de una semana sin hacer nada ¡¡y aún me queda otra semana más sin poder hacer!! vaya mono que tengo… Este fin de semana estuvimos en Bilbao viendo el musical de la Bella y la Bestia (¡chulísimo por cierto!) y el siguiente nos vamos a Melilla donde mi madre tendrá ocupada la cocina para la cena de nochebuena unos días… ¡Pero luego prometo volver!

Mientras volvemos al horno hemos aprovechado para cambiar varias cositas… Queríamos crear un dominio único para esta página y ya de paso ponerle un nombre fácil de recordar y se nos ocurrió poner los dos sabores que más nos gustan 🙂 Ya de paso un cambio de diseño no venía mal… ¡Ahora ya tenemos uno propio hecho por Sergio! ¡Espero que os guste!

¡Besitos!

Rollitos de canela

¡Hola! Hoy os traigo unos rollitos de canela que os resultarán riquísimos si sois fans de la canela :). Estos “pequeños” pastelitos son típicos en el norte de Europa (Suecia sobre todo) y los Estados Unidos y he de decir que recuerdan un poco a las torrijas (¡sí! ¡Amantes de las torrijas estamos de enhorabuena! ¡Un dulce que no es solo de Semana Santa!).

La primera vez que supe de ellos fue en Objetivo Cupcake pero la receta la he cogido de un libro que me compré hace poco (creo que será mi regalo de navidad :)). Este tiene nombre y apellidos: Pasteles, pastas, galletas, merengues, tartas, panes, dulces y salados de Caroline Bretherton. Desde que lo vi me llamó la atención, ya que parece una enciclopedia del dulce ¡y la verdad es que tiene muy buena pinta todo!^^Además la mayoría de las recetas están explicadas muy bien e incluyen fotos de casi todos los pasos.

Pasteles, pastas, galletas, merengues, tartas, panes, dulces y salados de Caroline Bretherton.

¡Vamos con la receta!

Para la masa de unos 10-12 rollitos de canela:

  • 125 ml de leche.
  • 100 g de mantequilla.
  • 2 cucharadas de levadura seca.
  • 50 g de azúcar.
  • 550 g de harina.
  • 1 cucharadita de sal.
  • 1 huevo y dos yemas.

Calentamos 125 ml de agua con la leche y la mantequilla hasta que se derrita y se funda. Dejamos enfriar y echamos la levadura con una cucharada de azúcar. Lo cubrimos durante 10 minutos.

Mientras podemos tamizar la harina y echarla en un bol junto a la sal y el azúcar restante. Una vez hayan pasado los 10 minutos, hacemos un hueco en el centro de la mezcla seca y vertimos la mezcla de leche. Añadimos el huevo y las yemas batidas y mezclamos para formar una masa gruesa. Esto se puede hacer también con una mezcladora si tenemos gancho. Si la masa queda muy pegajosa y poco manejable, echamos más harina. Cubrimos la mezcla y la dejamos reposar 2 horas a temperatura ambiente hasta que crezca.

Rollitos de canela.

Para el relleno:

  • 2 cucharadas de canela.
  • 100 g de azúcar moreno.
  • 25 g de mantequilla.

Preparamos el relleno mezclando la canela con el azúcar moreno. Una vez que la masa haya crecido la extendemos en una superficie enharinada formando un rectángulo de aproximadamente 40 x 30 cm. Derretimos la mantequilla y la repartimos por encima de la masa. Esparcimos entonces el relleno dejando un margen de al menos 1 cm en uno de los lados. Presionamos el relleno para que se quede pegado el relleno y enrollamos yendo hacia el margen.

Cortamos de 10 a 12 rollitos más o menos iguales procurando no aplastarlos y engrasamos un molde o bandeja donde colocaremos los rollos. Los cubrimos y dejamos reposar de nuevo a temperatura ambiente una 1 o 2 horas.

Precalentamos el horno a 180º C, mientras pincelamos los rollos con un huevo ligeramente batido. Horneamos durante unos 25 o 30 minutos o hasta que se doren y al pincharlos no se manche el palillo.

Calentamos 3 cucharadas de agua con 2 de azúcar y barnizamos los rollitos. Espolvoreamos con azúcar glas y una cucharada de canela. Si para vuestro gusto quedan secos podéis probar a hacer un glaseado:

  • 50 g de azúcar glas.
  • 2 cucharadas de nata líquida.
  • Un poco de agua.

Mezclamos todo bien y lo echamos sobre los rollitos al servir 🙂

Los rollitos duran unos 2 días en un recipiente hermético. No es que se estropeen pero al ser un pan de canela pues se ponen duros. Pueden congelarse también durante unas 4 semanas.

¡Disfrutadlos!

Rollitos de canela.

Cupcakes Red Velvet

¡Hola! ¡Hoy tenemos con nosotros los tan famosos cupcakes Red Velvet! Llevaba bastante tiempo con ganas de hacerlos pero la verdad es que no me atrevía… Había leído de todo: que si no saben a nada, que si están de muerte, que si el colorante tal, que si el colorante cual… Pero bueno ayer dejamos los “miedos” atrás y los hicimos y la verdad es que no sé a qué saben… Me recuerdan a algo que he comido pero ni idea. Aun así están bastante bien. Para hacerlos seguí la receta de Objetivo: Cupcake Perfecto, pero la adapté.

Cupcakes Red Velvet.

Cupcakes Red Velvet.

Para aproximadamente 18 cupcakes Red Velvet:

  • 110 g de mantequilla.
  • 300 g de azúcar.
  • 2 huevos.
  • 2 cucharadas grandotas de cacao en polvo sin azúcar.
  • 1 cucharadita de colorante gel rojo Wilton (¡tengo que comprarme en pasta!).
  • 2 cucharaditas de extracto de vainilla.
  • 240 ml de buttermilk (240 ml de leche con 1 cucharada de zumo de limón durante 5 minutos).
  • 300 g de harina.
  • 1 cucharadita de bicarbonato.
  • 2 cucharaditas de vinagre.

Otra alternativa es sustituir la cucharadita de colorante por dos cucharadas de emulsión Red Velvet que además de dar color, da sabor. En ese caso, en vez de dos cucharaditas de extracto de vainilla, echad una.

_MG_7862-2

Cupcakes Red Velvet.

Precalentamos el horno a 170º C. Tamizamos la harina y el cacao y los apartamos. Mezclamos la mantequilla y el azúcar con una batidora, echamos los 2 huevos y el extracto de vainilla y comenzamos a añadir la mitad de harina y cacao. Echamos entonces el buttermilk (mezclado con la emulsión si la usamos) y el resto de la harina.

Una vez que la mezcla esté homogénea le echamos el colorante (si no hemos usado la emulsión). En un vasito ponemos el bicarbonato y el vinagre que hará burbujas y lo echamos a la mezcla. Repartimos la mezcla en las cápsulas. Al no llevar levadura no suben mucho, así que podéis llenarlos más de lo normal ¡pero sin pasarse! Los horneamos durante unos 20 minutos o hasta que al meter un palillo este salga limpio.

Para la buttercream típica de queso que llevan estos cupcakes necesitamos:

  • 210 g de queso Philadelphia o algo parecido (¡pero no light!).
  • 100 g de mantequilla.
  • 500 g de azúcar glas.

Batimos el azúcar glas tamizado y la mantequilla y añadimos el queso Philadelphia. Batimos lo justo, ya que empieza a perder consistencia y la echamos a la manga pastelera con una boquilla 1M de Wilton si queremos hacer una rosa. Para ello empezaremos por el centro y giraremos en el sentido de las agujas del reloj.

¡Qué los disfrutéis!

Cupcakes Red Velvet.

Cupcakes Red Velvet.

Tarta de limón y mandarina

¡Hola! Hoy os traigo otra receta bastante rica la verdad 🙂 Me ha gustado esta combinación bastante y eso que los bizcochos no me vuelven muy loca. Después del gran descubrimiento de la pasta de mandarina de Home Chef tenía que probar esto… ¡Y aquí estamos! La hicimos solo de un piso porque no era para ninguna ocasión especial, solo para nosotros y dos pisos hubieran sido mucho, pero seguramente dos pisos queden mucho más bonito 🙁

Para el bizcocho de limón:

  • 1 yogur de limón.
  • 1/2 yogur de aceite.
  • 3 yogures de harina.
  • 2 yogures de azúcar.
  • 3 huevos.
  • 1 sobre de levadura royal o 16 g.
  • 1 ralladura de limón (si es posible, que el limón sea grandecito).

Precalentamos el horno a 170º C. Tamizamos la harina y la levadura y mezclamos todo en un bol. Lo echamos en un molde de 20 cm y lo metemos al horno. Yo lo tenía 5 minutos con el horno antiguo por arriba y abajo y luego otros 20 minutos solo por abajo porque calentaba muy desigual. Supongo que con el nuevo no hará falta cambiar la posición. Si se os empieza a quemar por arriba ponedle papel albal o una tapadera de metal 🙂

Después de enfriarse le echamos el almíbar que nos había sobrado de los cupcakes de mandarina. Os recuerdo la receta del almíbar de mandarina:

  • 100 g de azúcar.
  • 100 ml de agua.
  • 1 cucharada de pasta de mandarina.

Ahora lo cubrimos con buttercream de mandarina. Para un piso de bizcocho nos vale  la misma cantidad que usamos para las magdalenas:

  • 250 g de mantequilla a temperatura ambiente.
  • 325 g de azúcar glas.
  • 1 cucharada de pasta de mandarina.
  • 2-3 cucharadas de leche.

Tamizamos el azúcar glas y lo batimos junto a la mantequilla. Añadimos la cucharada de pasta de mandarina y la leche. Si lo quereis de otro color echad colorante. Yo utilicé los de gel de Wilton y para el naranja necesite 1 palillo de rojo y 2 de amarillo.

¡Disfrutadlo!

Tarta de limón y mandarina.

Magdalenas de chocolate y canela

¡Hola! Hoy os traigo una de mis recetas favoritas, que os recomiendo a los amantes del chocolate como yo. Además son muy rapiditas de hacer, las hicimos en un momento para que Sergio se las llevara a sus compañeros de trabajo. No pudimos hacerlas con algún topping por la falta de cajitas para cupcakes… a ver si nos hacemos ya con ellas. Vamos con la receta:

Para aproximadamente 12 magdalenas de chocolate y canela:

  • 225 g de harina.
  • 50 g de cacao en polvo.
  • 1 cucharada de levadura en polvo.
  • 1/2 cucharadita de canela molida.
  • Una pizca de sal.
  • 115 g de azúcar.
  • 150 g de pepitas de chocolate negro.
  • 2 huevos.
  • 250 ml de leche.
  • 85 g de mantequilla.

Precalentamos el horno a 200º C. Mientras, tamizamos la harina, el cacao, la levadura, la canela y la sal en un cuenco. Añadimos el azúcar y las pepitas.

Por separado batimos ligeramente los huevos y agregamos la leche y la mantequilla fundida. Hacemos un agujero en el centro de los ingredientes secos y vertimos los líquidos. Mezclamos con una batidora.

Repartimos la mezcla y horneamos durante 20 minutos más o menos.

P.D.: nuestro horno se ha roto. Estas fueron las últimas magdalenas 🙁 Pero… ¡Ya tenemos uno nuevo ^^!

¡Qué aproveche!

 

Magdalenas de chocolate y canela.

Cupcakes de mandarina

Hoy os traigo una receta RICA, RICA y RICA. Creo que es una de las mejores que hemos hecho. ¡Todo gracias a la pasta de mandarina de Home Chef que está riquísima! ¡Vamos a por la receta!

Para 12 cupcakes de mandarina:

  • 280 g de harina.
  • 3 cucharaditas de levadura.
  • Una pizca de sal.
  • 115 g de azúcar.
  • 2 huevos.
  • 200 ml de leche.
  • 85 g de mantequilla.
  • 1 cucharada y media de pasta de mandarina Home Chef.

Precalentamos el horno a 200º C mientras tamizamos la harina, la levadura y la sal. Después añadimos el azúcar. Batimos ligeramente los huevos e incorporamos la leche, la mantequilla fundida y la pasta de mandarina.

Hacemos un agujero en el centro de los ingredientes secos y vertimos los ingredientes líquidos para mezclarlos. Repartimos la mezcla en los moldes y horneamos durante unos 20 minutos.

Esta vez además le echamos almíbar de mandarina. Para ello necesitamos:

  • 100 g de azúcar.
  • 100 ml de agua.
  • 1 cucharada de pasta de mandarina.

Hervimos el agua con el azúcar y le echamos la cucharada de mandarina hasta que todo se integre. Después hacemos con un palillo agujeros en las magdalenas y le extendemos el almíbar.

Para el buttercream (¡también de mandarina!):

  • 250 g de mantequilla a temperatura ambiente.
  • 325 g de azúcar glas.
  • 1 cucharada de pasta de mandarina.
  • 2-3 cucharadas de leche.

Tamizamos el azúcar glas y lo batimos junto a la mantequilla. Añadimos la cucharada de pasta de mandarina y la leche. Si lo queréis de otro color echad colorante. Yo utilicé los de gel de Wilton y para el naranja necesite 1 palillo de rojo y 2 de amarillo.

Cupcakes de mandarina.

Cupcakes de mandarina.

Cupcakes de mandarina.

Una cosilla más… Los papelitos de magdalena que he usado esta vez no me han salido muy buenos. Son de la marca House of Marie que ya anteriormente había comprado y me habían gustado. Estos eran menos resistentes y se abrían… ¡Con lo bonitos que eran!

¡Qué aproveche!

Cupcakes para Halloween de piña y coco

¡Hola chicos! Aquí estamos otra vez usando Halloween como un motivo para la decoración. Esta vez le ha tocado a los cupcakes, ya que hace una semana o dos me compré un libro de magdalenas, cupcakes y esas cosas y quería estrenarlo. El libro se llama Pastelillos y Magdalenas y la verdad es que parece estar muy bien. Entre otras cosas incluye varias recetas con alcohol, cosa que tenía ganas de probar. ¡Y lo probé! Pues estos cupcakes llevan además ron. También quise probar el aroma de almendras de Wilton para la buttercream pero creo que es demasiado concentrado… Echamos una cucharadita y quedó muy fuerte, por lo que hasta nuevo aviso yo os recomendaría echarle aroma de vainilla al buttercream. Necesito probar más este aroma.

En cuanto a la decoración… Son gatitos y calabazas de fondant. Por último he de confesar que desde que usé los papelitos para magdalenas bonitos estos no me dicen nada. ¡Los de Mercadona me parecen ya demasiado sosos! Habrá que mirar si los sustituyo…

¡Y ahora la receta! ¡Qué están bien buenos!

Para aproximadamente 15 cupcakes (receta cogida de Pastelillos y Magdalenas):

  • 150 g de piña en conserva.
  • 3 cucharadas de ron.
  • 250 g de harina.
  • 50 g de coco rallado.
  • 2 cucharaditas de levadura en polvo.
  • 1/2 cucharadita de bicarbonato sódico.
  • 1 huevo.
  • 125 g de azúcar.
  • 80 ml de aceite.
  • 200 g de yogur de piña.

Precalentamos el horno a 180º C mientras cortamos la piña en trocitos para rociarlos con ron y un poco de su jugo. A continuación mezclamos la harina con el coco rallado, la levadura y el bicarbonato. Batimos el huevo e incorporamos el azúcar, el aceite, el yogur y la piña. Le añadimos la mezcla de la harina y batimos hasta que quede todo integrado.

Repartimos la masa en los papelitos de magdalenas y metemos al horno durante unos 20 minutos.

Para el buttercream decidí probar otra receta esta vez. Le añadí queso fresco (Philadelphia) pero la verdad es que me gusta más sin ello… Cuestión de gustos.

Para el buttercream de vainilla (receta cogida de Objetivo: Cupcake Perfecto).

  • 120 g de queso Philadelphia frío.
  • 120 g de mantequilla a temperatura ambiente.
  • 300 g de azúcar glas o icing sugar.
  • 1 cuchara de leche.
  • 1 cucharadita de aroma de vainilla.

Cupcakes de piña y coco.

Cupcakes de piña y coco.

Cupcakes de piña y coco.

¡Espero que os gusten!

Colección Pastelería Creativa

¡Hola! Hoy no os traigo nada bueno de comer. Hoy toca algo más teórico y es que os quiero hablar sobre la colección que estoy siguiendo.

La colección se llama Pastelería Creativa y comenzó a publicarse el 28 de agosto por parte de Planeta DeAgostini. Esta consta de 90 entregas a 4,99 € (un total de unos 440 € al final). Básicamente nos enseña las técnicas básicas (y no tan básicas) para decorar nuestras dulces creaciones, aunque también incluye alguna que otra receta. Cada fascículo trae uno o varios regalitos necesarios para realizar lo que se enseña en ese fascículo.

¡Qué me aporta esta colección? Lo más importante para mí es que me enseña para qué sirve X herramienta o utensilio. Quizás la calidad de las cosas que trae no es muy buena (las mangas pasteleras reutilizables hay que usarlas con mucho cuidado porque sino se rompen, los cortadores son de peor calidad que los de marca conocidas como Wilton, etc.). Pero sirven para empezar, para hacerse una idea de cómo va esto de la pastelería creativa.

¡Qué problemas le veo? Bueno, el problema de todas las colecciones… el que parezca que la colección no debería usarse hasta que esté completada. Otro problema que le veo es que como no es seguro que la colección continúe, pues no se sabe que herramientas/utensilios vendrán en los siguientes fascículos a partir del 13, así que realmente no sabes que vas a tener una vez hayas terminado la colección. ¡Por qué es un problema? Bueno, personalmente no me gustaría tener las cosas duplicadas pero tampoco me gustaría no comprarme una cosa que necesito pensando que va a venir en la colección y luego no es así… No sé si me entendéis…

Básicamente, para resumir… La colección está bien para gente como yo que acaba de empezar y realmente no tiene ni idea de qué cosa se utiliza para X cosa… Además sirve para tomar ideas de decoración como un libro más de tantos que hay centrados en ello. Por último, otro aspecto positivo que veo es la comunidad de Facebook que hay tras todo esto y que espero con este blog continuar algún día.

Si queréis más información sobre la colección, como las ventajas que se obtienen por ser suscritor, os recomiendo ir a su página web. Eso sí, si os suscribierais no hagáis como yo… si te suscribes a través del quiosco, los conseguirás cuando salgan pero si te suscribes por correo, llegarán a final de mes.

Fascículos de Pastelería Creativa

¡Un beso y hasta la próxima!

Halloween: ¡un motivo para decorar galletas de azúcar!

¡Hola chicos! Hoy os traigo unas galletas de azúcar decoradas para Halloween gracias a los cortapastas Wilton de Halloween que compré el otro día. Están decoradas usando fondant.  He de decir que es nuestra primera experiencia con el fondant ¡pero estamos muy contentos con el resultado! Nos ha parecido mucho más fácil de decorar que con glasa, aunque debemos admitir que la vez que decoramos con glasa no teníamos las herramientas adecuadas, por lo que se hizo muy pesado. Supongo que si quieres más detalles la glasa te da muchas más facilidades que el fondant, pero todo será cuestión de gustos (y de ganas).

Galletas Halloween.

Galleta murciélago.

Galleta ataúd.

Galleta fantasmas.

¡Vamos con la receta!

Para aproximadamente 20 galletas de azúcar (receta cogida del fascículo 1 de la colección Pastelería Creativa de Planeta DeAgostini):

  • 125 g de mantequilla a temperatura ambiente.
  • 125 g de azúcar.
  • 1 huevo.
  • 1 cucharadita de aroma de vainilla (creo que la próxima vez echaré de almendras por probar).
  • 250 g de harina.

Primero batimos la mantequilla con el azúcar con una batidora/amasadora para una masa ligera y cremosa. Después añadimos el huevo y el aroma y mezclamos bien.

Tamizamos la mitad de la harina y volvemos a mezclar. Hacemos lo mismo con el resto. Hacemos una masa suave y la envolvemos con film transparente para dejarla reposar en la nevera una media hora.

Precalentamos el horno a 180º C y comenzamos a trabajar con la masa. La estiramos en una mesa enharinada hasta que alcance un grosor de más o menos 4 mm y cortamos con el cortapastas. Si la masa se nos pega mucho y no es manejable añadidle un poco de harina en el centro y volved a estirar la masa. Hornearemos entre 10 y 15 minutos. No dejéis que se pongan muy doradas porque también se endurecerán.

Para el fondant compramos fondant blanco, negro y naranja. El verde y el gris lo conseguimos utilizando los colorantes gel de Wilton.

Galletas Halloween y cupcakes de chocolate blanco.

¡Qué las disfrutéis!