Tarta de chocolate Guinness

¡Hola! ¿Qué tal? Hoy os traigo toda una delicia: otra receta de la pastelería Hummingbird (¡cómo no!). Esta vez es una tarta, pero un poco extraña. ¡Lleva cerveza! Entre otras cosas, pues también lleva buttermilk. ¡Y chocolate! Os preguntaréis a qué puede saber este mejunje. Pues no lo sé, pero lo que sí sé es que está riquísima. ¡Y muy tierna! Yo creo que la unión de la buttermilk y la Guinness es todo un acierto para la esponjosidad de esta tarta. Y ya si le añadimos chocolate… Es una receta perfecta.

¡Vamos con ella!

Tarta chocolate Guinness.

Tarta chocolate Guinness.

 Para la tarta de chocolate Guinness (12-14 porciones, molde de 23 cm) necesitamos:

  • 250 ml de cerveza Guinness.
  • 250 g de mantequilla sin sal a temperatura ambiente.
  • 80 g de cacao en polvo sin azúcar.
  • 400 g de azúcar.
  • 2 huevos.
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla.
  • 140 ml de buttermilk (o 140 ml de leche y 1 cucharada de vinagre).
  • 280 g de harina
  • 2 cucharaditas de bicarbonato.
  • 1/2 cucharadita de levadura química.

Precalentamos el horno a 170º C y preparamos nuestro molde de 23 cm.

Echamos la Guinness en un cazo y añadimos la mantequilla. Calentamos a fuego medio hasta que se derrita la mantequilla y todo quede unido. Retiramos el cazo del fuego y añadimos el cacao en polvo y el azúcar. Aparte, batimos los huevos, el extracto de vainilla y la buttermilk para luego añadirlo a la mezcla anterior.

Tamizamos la harina, el bicarbonato y la levadura en el bol de nuestra batidora/amasadora y le añadimos la mezcla del cazo. Batimos y rebañamos con una espátula las paredes. Volvemos a batir.

Echamos la mezcla en nuestro molde y horneamos durante aproximadamente 45 minutos o hasta que al presionar el bizcocho (con cuidado, por favor) este vuelva a su posición y al meter en el centro un palillo o cake tester este salga limpio. Dejamos que se enfríe y desmoldamos. Dejamos que se termine de enfriar en una rejilla.

Para la crema ¡de queso! necesitaremos:

  • 50 g de mantequilla sin sal a temperatura ambiente.
  • 300 g de azúcar glas o icing sugar.
  • 125 g de queso Philadelphia frío (no light).
  • Cacao en polvo para espolvorear (opcional).

En nuestra batidora batimos la mantequilla y el azúcar glas hasta que no haya trozos grandes de mantequilla y la mezcla quede arenosa. Añadimos el queso Philadelphia y lo batimos a velocidad baja. Cuando esté más o menos integrado y no vaya a saltar, subimos la velocidad a media y batimos hasta que la crema quede suave y esponjosa. Cuidado de no sobrebatirlo, pues se corta.

Una vez que tengamos nuestra crema, cubrimos la tarta y servimos. ¡Qué ganas tengo de volver a hacerla!

¡Espero que la disfrutéis!

P.D.: ¿A que ha quedado bien el frosting? ¡Menudo invento el plato giratorio!

Cupcakes de chocolate y coco

No, no me he equivocado. Ya sé que todos los cupcakes de esta web son de chocolate y coco, pero esta vez es literal. Decidimos el nombre de la web porque son nuestros sabores favoritos: el coco para Sergio y el chocolate para mí. Hasta ahora hemos tenido muchas recetas de chocolate, alguna con coco pero nunca combinadas. No he sido muy fan del coco desde que tengo conciencia y por eso no me decidía a mezclar ambos sabores. Pensaba que era un sacrilegio para el chocolate. Pues bueno, la pastelería de Hummingbird (¿os he dicho alguna vez lo mucho que me gusta?) me ha demostrado que también pueden ir juntos. Si se le puede sacar algún fallo a esta pastelería y su libro es que las buttercreams no tienen la suficiente consistencia como para utilizarlas con boquilla y manga pastelera. Ellos hacen un pequeño copete con la espátula, que aún estamos intentando dominar. Pero bueno, el sabor es el mismo ¿no?

Cupcakes de chocolate y coco.

Cupcakes de chocolate y coco.

Si, he dicho y a sus libros. Porque no sé vosotros pero para mí ha sido una grata sorpresa encontrarme que tienen dos libros más aparte del que yo tengo. Esta receta es del último que ha salido: The Hummingbird bakery: Home sweet home. Enseguida me lo cogí y estoy a ver si me cojo el otro pronto. Pero bueno, ¡vamos con la receta!

Para 12-16 cupcakes de chocolate y coco necesitamos:

  • 70 g de mantequilla sin sal a temperatura ambiente.
  • 170 g de harina.
  • 250 g de azúcar.
  • 50 g de cacao en polvo.
  • 1 cucharada de levadura química.
  • 1/2 cucharadita de sal.
  • 210 ml de leche.
  • 2 huevos.
  • 3 barritas de chocolate y coco (las venden en el Lidl como Cocos & Choco minis).

Precalentamos el horno a 170º C y preparamos nuestra bandeja con las cápsulas.

Tamizamos la harina, el cacao y la levadura. En una batidora o amasadora mezclamos la mantequilla, la harina, el azúcar, el cacao, la levadura y la sal. En una jarra mezclamos la leche y los huevos a mano. Con velocidad baja echamos gradualmente la mitad de esta mezcla líquida y mezclamos hasta que estén incorporados. Subimos la velocidad a media y batimos hasta que no queden grumitos. Con una espátula despegamos la masa del bol y volvemos a bajar la velocidad. Echamos la otra mitad líquida gradualmente y batimos hasta que la mezcla quede sin grumos de nuevo y bien integrada.

Cupcakes de chocolate y coco.

Cupcakes de chocolate y coco.

Repartimos la masa en nuestras cápsulas rellenándolas unos 2/3. Podemos utilizar una cuchara de helado para que sea más fácil, solo tenemos que echar una. Partimos las barritas entre 12 y 16 veces (depende del número de cupcakes) y metemos los trocitos en la masa de los cupcakes. Metemos al horno y horneamos durante 20-25 minutos o hasta que al pincharlos con un palillo este salga limpio. También tiene que quedarse con textura de esponja, es decir, que cuando lo toques ligeramente este recupere su forma. Dejamos enfriar en una rejilla.

Para el buttercream de coco necesitamos:

  • 500 g de icing sugar o azúcar glas.
  • 160 g de mantequilla sin sal a temperatura ambiente.
  • 60 ml de leche de coco.

Tamizamos el icing sugar o azúcar glas y lo batimos a velocidad baja con la mantequilla. Una vez esté integrado echamos nuestra leche de coco y subimos la velocidad para que se mezcle bien y nos quede ligero y esponjoso.

Fácil y rico, ¿verdad?

¡Espero que los disfrutéis y nos vemos en el próximo post!

Cupcakes de chocolate y coco.

Cupcakes de chocolate y coco.