Cupcakes de batido de fresa

¡Hola! ¿Cómo va la semana? ¡Ya se va acabando! Este fin de semana tampoco tengo el sábado clase del máster, así que puedo descansar y hornear un poquito más. Hoy os dejo con algo que horneé el fin de semana pasado (una de las cosas, porque fueron varias). Si me seguís por Facebook o Twitter ya lo habréis visto y si no, os presento a los cupcakes más ricos que hemos hecho hasta ahora (¡o eso creo!). ¡Cupcakes de batido de fresa! 

Cupcakes de batido de fresa.

Cupcakes de batido de fresa.

Llevaba mucho tiempo detrás de hacer esta receta, pero no terminaba de sacarle tiempo y cuando tenía tiempo, prefería hacer otra. ¡Vaya error! Como todo lo de la pastelería Hummingbird (en este caso del libro Home Sweet Home) están deliciosos, o más bien, de muerte. Así que vamos a dejar de entretenernos y ¡empecemos con la receta!

Para aproximadamente 12 cupcakes de batido de fresa (a mí me suelen salir más) necesitamos:

  • 70 g de mantequilla sin sal a temperatura ambiente.
  • 210 g de harina.
  • 250 g de azúcar.
  • 1 cucharada de levadura química.
  • 1/2 cucharadita de sal.
  • 210 ml de leche.
  • 2 huevos.
  • 40 g de batido de fresa en polvo (el Nesquik que ahora se va viendo en los supermercados)

Precalentamos el horno a 170º C y preparamos nuestras cápsulas.

Tamizamos la harina, la levadura y la sal. En nuestra batidora o amasadora mezclamos la mantequilla, la harina, el azúcar, la levadura y la sal hasta que nos quede una consistencia tipo crumble (migas). En una jarra mezclamos la leche, los huevos y los polvos de batido de fresa a mano.

Con nuestra batidora o amasadora a baja velocidad echamos poco a poco la mitad de la mezcla líquida a la mezcla de ingredientes secos y mezclamos hasta que los ingredientes se integren bien. Subimos la velocidad de la batidora un poco y batimos hasta que la mezcla quede suave, pero espesa y sin grumos. Rebañamos los lados del bol con una espátula y volvemos a bajar la velocidad para añadir gradualmente lo que nos queda de la mezcla líquida. Volvemos a repetir el proceso hasta que todo quede bien integrado.

Ya tenemos la masa lista, así que con la ayuda de una cucharada de helado repartimos la masa en nuestras cápsulas. Horneamos durante 20 o 25 minutos, o hasta que al pinchar con un palillo este salga limpio. Dejamos enfriar.

Cupcakes de batido de fresa.

Cupcakes de batido de fresa.

Para el buttercream de batido de fresa necesitaremos:

  • 325 g de azúcar glas o icing sugar.
  • 250 g de mantequilla sin sal a temperatura ambiente.
  • 50 ml de leche.
  • 100 g de batido de fresa en polvo.

Tamizamos el azúcar glas y lo batimos con la mantequilla hasta que no queden trozos grandes de mantequilla. En una jarra mezclamos la leche con los polvos de batido de fresa. Vertemos poco a poco esta mezcla al azúcar glas y a la mantequilla con velocidad baja y una vez que esté todo el líquido incorporado subimos a velocidad alta hasta que el buttercream nos quede ligero y esponjoso. Preparamos nuestra manga pastelera y decoramos. En este caso yo usé la boquilla 2D de Wilton de dentro hacia fuera.

¡Espero que os gusten!

¡Un beso!

¡Cupcake de batido de fresa con un batido de fresa!

¡Cupcake de batido de fresa con un batido de fresa!

P.D. ¡Tened cuidado por las calles si vivís en Alcorcón! ¡Hay dos locos conduciendo estos días!

Macarons de agua de rosa

¡Hola! ¡Cuánto tiempo, ¿verdad?! He estado un poco ocupadilla, esta vez no con los exámenes, sino con la presentación del trabajo de fin de grado, la graduación, la estancia de mis padres en Madrid, el curso que estoy haciendo y los trámites de los másteres. ¡Porque voy a poder hacer un máster! Al final apareció en el último momento un mecenas y aquí estoy, esperando las correspondientes entrevistas.

Macarons de agua de rosa.

Macarons de agua de rosa.

No obstante, el horno no ha estado apagado, así que tengo varias recetas para poner el blog al día. Una de ellas es esta: macarons de agua de rosa. ¡Vamos con la receta!

Para unos 36 macarons de agua de rosas necesitamos:

(Receta adaptada del libro Macarons de Annie Rigg).

  • 200 g de azúcar glas.
  • 100 g de almendras molidas.
  • 120-125 g de claras de huevo (unos tres huevos).
  • Una pizca de sal.
  • 40 g de azúcar.
  • 1/2 cucharadita de agua de rosas (en mi caso es el de Nielsen Massey).

Tamizamos el azúcar glas y las almendras en un bol aparte. En el bol de nuestra batidora/amasadora echamos las claras de huevo con la sal y batimos hasta que estén a punto de nieve. Seguimos batiendo mientras echamos el azúcar normal a cucharadas. Mezclamos bien tras cada adición, asegurándonos de que nos quede una mezcla blanca y brillante.

Ahora debemos añadir nuestro colorante rosa y el agua de rosas a las claras de huevo y volvemos a remover, insistiendo hasta que el color se reparta bien. Con una cuchara incorporamos la mezcla del azúcar glas y las almendras a las claras de huevo con mucho cuidado de que estas no se bajen. Debemos mezclar con movimientos envolventes hasta que la masa quede homogénea y sin grumos. ¡Es muy importante que las claras no se bajen!

Llenamos nuestra manga pastelera y formamos círculos usando una plantilla o a ojo (estos deberían ser de unos 5 cm de diámetro) sobre nuestras bandejas de horno. Eliminamos las burbujas de aire con un golpe seco y dejamos reposar hasta que se sequen, es decir, hasta que al tocarlos no nos manchemos. Este paso es importante o no saldrá el pie típico del macaron.

Una vez que estén secos, precalentamos el horno a 170º y los horneamos durante más o menos 10 minutos. Sabremos que están hechos cuando se despeguen bien del papel de hornear. Dejamos enfriar en la bandeja.

Macarons de agua de rosa.

Macarons de agua de rosa.

Para el relleno de buttercream de agua de rosas necesitamos:

  • 125 g de mantequilla sin sal a temperatura ambiente.
  • 250 g de azúcar glas.
  • 1/2 cucharadita de agua de rosas.

Tamizamos el azúcar glas y lo batimos con la mantequilla en nuestra batidora/amasadora hasta que se integren bien. Echamos nuestro agua de rosas y volvemos a batir.

Llenamos una manga pastelera con la buttercream y montamos nuestros macarons.

He de decir que el sabor es raro, pero a mí personalmente me gustó y a Sergio también. Es cuestión de probarlo y de innovar un poco. Espero que os animéis a ello y ya me contaréis qué os parecen.

¡Un beso y hasta la próxima!

Cupcakes de daikiri de fresa

¡Hola! Ya estoy por aquí de nuevo. Esta vez parece que los exámenes no me tienen tan ocupada como normalmente, aunque en parte esto me preocupa porque no sé yo si estoy muy dejada o realmente es todo más fácil. Ya veremos los resultados.

En cuanto a lo que nos trae por aquí, hoy traigo unos cupcakes de daikiri de fresa de, como no, The Hummingbird bakery: Cake days. Y no, no os voy a decir lo maravilloso que es otra vez (¡Ups! Lo he hecho :().

Cupcakes de daikiri de fresa.

Cupcakes de daikiri de fresa.

Tenía ganas de volver a hacer algo con alcohol (si es que queda alcohol después de pasar por el fuego) y aquí estamos. Es bastante sencilla, aunque necesitaremos un poco más de tiempo que normalmente. No me malinterpretéis, no es que necesite más de nuestro tiempo, sino que una parte de los ingredientes tiene que reposar unos 40 minutos en el alcohol 😛

Esta receta está pensada para unos 24-30 minicupcakes, pero como yo no tengo ni bandeja ni papelitos de minicupcakes, hice cupcakes normales. De esta forma “solo” salen 9, aunque está bien que no salgan muchos porque la fresa no me inspira mucha confianza para dejarla mucho tiempo. ¡Vamos con ella!

Para unos 9 cupcakes de daikiri de fresa necesitamos:

  • 100 ml de ron blanco (en el Mercadona se encuentra sin problemas).
  • 170 g de azúcar.
  • 150 g de fresas.
  • 40 g de mantequilla sin sal a temperatura ambiente.
  • 120 g de harina.
  • 1 1/2 cucharaditas de levadura química.
  • 1/4 de cucharadita de sal.
  • 1 huevo.
  • 120 ml de leche.
  • 1/2 cucharadita de extracto de vainilla.

Precalentamos el horno a 170º C y preparamos nuestra bandeja con las cápsulas.

Ponemos en un cazo pequeño el ron y 30 g del azúcar y lo llevamos a hervir, dejando que se reduzca la mezcla hasta más o menos la mitad. Lo dejamos apartado para que se enfríe. Por otro lado cortamos las fresas en pequeños trocitos y las dejamos sumergidas en la mezcla del ron durante unos 30 o 40 minutos.

Mientras podemos ir tamizando la harina, la levadura y la sal y mezclándolas con nuestra amasadora o batidora junto a la mantequilla y el resto de azúcar hasta que parezcan migas de pan, o algo parecido.

En una jarra aparte, batimos ligeramente el huevo con la leche y el extracto de vainilla y lo vamos añadiendo poco a poco a la mezcla seca mientras batimos a velocidad baja. Subimos un poco la velocidad y dejamos que se mezcle todo bien. Con nuestra espátula limpiamos las paredes del bol y volvemos a mezclar.

Cupcakes de daikiri de fresa.

Cupcakes de daikiri de fresa.

Ahora sacamos las fresas del ron y reservamos el líquido. Metemos una parte de las fresas en las cápsulas, dejando unas pocas reservadas para la decoración y llenamos con nuestra mezcla unos 2/3 de las cápsulas. ¡Y vamos al horno! Horneamos unos 20 minutos o hasta que al pinchar nuestros cupcakes con un palillo este salga limpio. Los sacamos a una rejilla y antes de que se enfríen les echamos por encima media cucharadita del líquido del ron a cada uno. Ahora sí que ya los podemos dejar enfriar 🙂

Mientras hacemos nuestro buttercream.

Para el buttercream de daikiri de fresa necesitamos:

  • 80 g de mantequilla a temperatura ambiente.
  • 250 g de azúcar glas.
  • 1/2 cucharadita de ralladura de lima.
  • 2 cucharaditas de leche.

Batimos la mantequilla con el azúcar glas (tamizado) y la ralladura de lima hasta que queden integrados. Añadimos 4 cucharaditas del líquido del ron y seguimos batiendo. Echamos las dos cucharaditas de leche si la mezcla queda muy seca y batimos durante al menos 5 minutos. Si sigue quedando seca, podéis echar alguna cucharadita más de leche (la receta dice que son 4 cucharaditas, pero a mí no me hicieron falta). Una vez que esté lista, extendemos la crema por encima de nuestro cupcake y utilizamos las fresas que nos sobraron anteriormente para decorar. ¡Y ya está! Unos cupcakes fáciles y deliciosos para sorprender a nuestras visitas o, quién sabe, para alegrarnos la tarde 🙂

Cupcakes de daikiri de fresa.

Cupcakes de daikiri de fresa.

¡Espero que os gusten y hasta la próxima!

Cupcakes de chocolate y coco

No, no me he equivocado. Ya sé que todos los cupcakes de esta web son de chocolate y coco, pero esta vez es literal. Decidimos el nombre de la web porque son nuestros sabores favoritos: el coco para Sergio y el chocolate para mí. Hasta ahora hemos tenido muchas recetas de chocolate, alguna con coco pero nunca combinadas. No he sido muy fan del coco desde que tengo conciencia y por eso no me decidía a mezclar ambos sabores. Pensaba que era un sacrilegio para el chocolate. Pues bueno, la pastelería de Hummingbird (¿os he dicho alguna vez lo mucho que me gusta?) me ha demostrado que también pueden ir juntos. Si se le puede sacar algún fallo a esta pastelería y su libro es que las buttercreams no tienen la suficiente consistencia como para utilizarlas con boquilla y manga pastelera. Ellos hacen un pequeño copete con la espátula, que aún estamos intentando dominar. Pero bueno, el sabor es el mismo ¿no?

Cupcakes de chocolate y coco.

Cupcakes de chocolate y coco.

Si, he dicho y a sus libros. Porque no sé vosotros pero para mí ha sido una grata sorpresa encontrarme que tienen dos libros más aparte del que yo tengo. Esta receta es del último que ha salido: The Hummingbird bakery: Home sweet home. Enseguida me lo cogí y estoy a ver si me cojo el otro pronto. Pero bueno, ¡vamos con la receta!

Para 12-16 cupcakes de chocolate y coco necesitamos:

  • 70 g de mantequilla sin sal a temperatura ambiente.
  • 170 g de harina.
  • 250 g de azúcar.
  • 50 g de cacao en polvo.
  • 1 cucharada de levadura química.
  • 1/2 cucharadita de sal.
  • 210 ml de leche.
  • 2 huevos.
  • 3 barritas de chocolate y coco (las venden en el Lidl como Cocos & Choco minis).

Precalentamos el horno a 170º C y preparamos nuestra bandeja con las cápsulas.

Tamizamos la harina, el cacao y la levadura. En una batidora o amasadora mezclamos la mantequilla, la harina, el azúcar, el cacao, la levadura y la sal. En una jarra mezclamos la leche y los huevos a mano. Con velocidad baja echamos gradualmente la mitad de esta mezcla líquida y mezclamos hasta que estén incorporados. Subimos la velocidad a media y batimos hasta que no queden grumitos. Con una espátula despegamos la masa del bol y volvemos a bajar la velocidad. Echamos la otra mitad líquida gradualmente y batimos hasta que la mezcla quede sin grumos de nuevo y bien integrada.

Cupcakes de chocolate y coco.

Cupcakes de chocolate y coco.

Repartimos la masa en nuestras cápsulas rellenándolas unos 2/3. Podemos utilizar una cuchara de helado para que sea más fácil, solo tenemos que echar una. Partimos las barritas entre 12 y 16 veces (depende del número de cupcakes) y metemos los trocitos en la masa de los cupcakes. Metemos al horno y horneamos durante 20-25 minutos o hasta que al pincharlos con un palillo este salga limpio. También tiene que quedarse con textura de esponja, es decir, que cuando lo toques ligeramente este recupere su forma. Dejamos enfriar en una rejilla.

Para el buttercream de coco necesitamos:

  • 500 g de icing sugar o azúcar glas.
  • 160 g de mantequilla sin sal a temperatura ambiente.
  • 60 ml de leche de coco.

Tamizamos el icing sugar o azúcar glas y lo batimos a velocidad baja con la mantequilla. Una vez esté integrado echamos nuestra leche de coco y subimos la velocidad para que se mezcle bien y nos quede ligero y esponjoso.

Fácil y rico, ¿verdad?

¡Espero que los disfrutéis y nos vemos en el próximo post!

Cupcakes de chocolate y coco.

Cupcakes de chocolate y coco.

Bizcocho de chocolate con Nutella

¡Hola! Tenía esto un poco abandonado ¡pero la semana pasada fue intensa! Entre la vuelta de vacaciones, las compras para preparar mi tarta de cumpleaños y la preparación de esta (¡primera con fondant en casa!), unido al curso de cupcakes del sábado… No he tenido tiempo de pasarme por aquí. Pero he de decir que ¡ojalá todas las semanas fueran iguales!

Mi tarta de cumpleaños!

¡Mi tarta de cumpleaños!

También estuvo la celebración con mis amigas que me regalaron un delantal ¡bordado y personalizado! ¡Y es que aún no tenía delantal aunque parezca mentira! Como tampoco nunca me he puesto cara en este blog, os dejo una foto con mis amigas y mi delantal ^^

De izquierda a derecha: Tamara, Gema (yop!) y Gaby

De izquierda a derecha: Tamara, Gema (¡yo!) y Gaby.

¡Pero bueno! Vamos con lo que nos trae por aquí:¡ nuestra receta! Esta receta me la dieron en el curso de tartas de Vainilla y Caramelo ¡que recomiendo encarecidamente! (Resultado del curso aquí). Es para un bizcocho de 23 cm de diámetro, pero yo lo usé con un molde de 20 cm de diámetro y 10 cm de altura (PME) para que me saliera bastante alto y así poder cortarlo en varias capas.

Para el bizcocho de chocolate necesitamos:

  • 280 g de harina.
  • 185 g de azúcar.
  • 220 g de azúcar moreno.
  • 250 g de mantequilla.
  • 4 huevos.
  • 1/4 cucharadita de sal.
  • 1 cucharadita de bicarbonato sódico.
  • 1/2 cucharadita de levadura Royal.
  • 125 g de chocolate de postres derretido.
  • 250 ml de buttermilk (250 ml de leche y 1 cucharada de vinagre durante 1 minuto en el microondas).
  • 2 cucharaditas de extracto de vainilla.

Foto por aquí, foto por allí...

Foto por aquí, foto por allí…

Preparamos el molde forrándolo con papel de horno con ayuda de un poco de mantequilla y precalentamos el horno a 180º C. Derretimos el chocolate al baño maría y dejamos que se enfríe. Por otro lado, tamizamos la harina, la sal, la levadura y el bicarbonato y reservamos.

Con una batidora de varillas o una amasadora batimos la mantequilla con los dos tipos de azúcar hasta conseguir una mezcla esponjosa. Añadimos los huevos uno a uno batiendo de forma que queden bien incorporados. Echamos el extracto de vainilla y seguimos batiendo. Añadimos el chocolate derretido y continuamos batiendo hasta que quede una mezcla uniforme.

Cogemos nuestros ingredientes secos y vamos añadiendo poco a poco, intercalándolos con la buttermilk. Batimos bien antes de incorporar el resto. Una vez esté todo, echamos la masa a nuestro molde y lo horneamos durante 45 minutos (depende del horno, siempre comprueba con un palillo o cake tester. Si sale limpio, está listo nuestro bizcocho).

Dejamos enfriar el bizcocho en una rejilla unos 15 minutos y lo sacamos del molde. Cuando se enfríe por completo lo envolvemos en papel film y lo meteremos a la nevera (si vamos a montar nuestra tarta al día siguiente) o al congelador (si vamos a tardar bastante en hacerlo). No os preocupéis si os queda demasiado tierno, con la nevera se endurece un poco 🙂

Cangrejo y ballena de fondant

Cangrejo y ballena de fondant.

Para que nuestro bizcocho nos quede más jugoso le echaremos un almíbar de vainilla en cada una de las capas.

Para el almíbar de vainilla:

  • 100 g de azúcar.
  • 100 g de agua.
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla.

En un cazo calentamos el azúcar y el agua hasta que queden integrados (también podemos hacerlo en el microondas). Una vez que la mezcla esté homogénea, echamos el extracto de vainilla. Lo dejamos enfriar y lo metemos en un biberón para bañar nuestro bizcocho 🙂

Para el buttercream de Nutella:

  • 250 g de mantequilla a temperatura ambiente.
  • 325 g de azúcar glas o icing sugar.
  • 3 cucharadas generosas de Nutella (es al gusto).
  • 1-2 cucharadas de leche (depende si veis la mezcla demasiado seca y espesa).

Tamizamos el azúcar glas y lo batimos con la mantequilla hasta que estén bien integrados. Añadimos la Nutella y comenzamos a batir. Añadiremos la leche si es necesaria y batiremos durante 5-10 minutos. Con ayuda de una espátula rellenamos y cubrimos nuestro bizcocho.

Para cubrir la tarta (de 20 cm de diámetro x unos 8 cm de alto) nosotros utilizamos unos 600 g de fondant, aunque luego sobró (¡prometo hacer un tutorial para montar una tarta cuando tengamos más experiencia!). Para las decoraciones usamos el molde de Wilton de motivos marinos y fondant mezclado con pasta de flores. Los muñecos también son de fondant con pasta de flores modelados siguiendo el maravilloso libro de Jan Clement-May: Guía Squires Kitchen para modelar animales de azúcar (¡prometo hacer también algún día un tutorial de figuritas!).

Molde Wilton y libro de modelado de animales

Molde Wilton y libro de modelado de animales.

Para acabar os dejo el resultado del curso de cupcakes que hicimos (¡adivinad cuáles son hechos por mí y cuáles por Sergio!)

¡Qué disfrutéis todo y hasta la próxima!

Curso de cupcakes

Curso de cupcakes.

 

Cupcakes de moras

Hola! ¿Cómo van las vacaciones? Yo me fui a mi casa en Melilla, así que estoy un poco desconectada de la cocina. ¡Es Semana Santa y tocan torrijas! Y las torrijas las hace mi madre 🙂 ¡¡Que ganas de torrijas!!

Mientras tanto, os dejo con una receta bastante rica: ¡cupcakes de mora! Es una modificada del libro de la pastelería de Hummingbird que tienen unos cupcakes muy blanditos y esponjosos a la cual le he añadido la pasta de moras de la tan famosa y rica gama de Home Chef (no me pagan ¡de verdad! pero… ¡son tan buenas!). La verdad es que no es una receta asequible para todos, ya que quizás no podáis encontrar estos productos y me gustaría poneros una equivalencia de moras pero… ¡aún no encontré información suficiente para ello! Si alguno de vosotros sabéis ¡no dudéis en contarme!^^

¡Vamos con la receta!

Para unos 9 cupcakes de moras:

  • 120 g de harina.
  • 140 g de azúcar.
  • 1 1/2 cucharaditas de levadura en polvo.
  • Una pizca de sal.
  • 40 g de mantequilla a temperatura ambiente.
  • 120 ml de leche.
  • 1 huevo.
  • 1 cucharada de pasta de moras de Home Chef.

Precalentamos el horno a 170º C.

Tamizamos la harina y la batimos con la mantequilla, el azúcar, la levadura y la sal hasta que esté bien mezclado. En un pequeño bol batimos ligeramente el huevo y le añadimos la leche y la cucharada de pasta de moras. Lo añadimos a la otra mezcla poco a poco batiendo bien. Repartimos la mezcla en nuestras capsulas y al horno durante unos 20 minutos.

Cupcake de moras

Cupcake de moras.

Para el buttercream de moras:

  • 250 g de mantequilla a temperatura ambiente.
  • 325 g de azúcar glas.
  • 1 cucharada de pasta de moras (id probando, es al gusto).
  • 1-2 cucharadas de leche (según veáis la textura).

Tamizamos el azúcar glas y lo batimos a velocidad baja/media junto a la mantequilla hasta que esté bien mezclado. Añadimos la cucharada de pasta de moras y la leche poco a poco si está demasiado compacta la mezcla. Batimos durante unos 5 minutos a velocidad alta y… ¡ya está! He de decir que en esta ocasión me salió mucha buttercream pero bueno, ¡a cucharadas o a la nevera! Puede durar más o menos una semana.

Cupcakes de mora.

Cupcakes de mora.

¡Espero que os gusten!

Cupcakes de chocolate y Nutella

¡Hola! Hoy os traigo un manjar… ¡una delicia! ¡Los cupcakes de chocolate y Nutella son lo mejor que hemos hecho! Se me cae la baba…

Os imagináis un bizcocho de chocolate súper esponjoso… relleno de Nutella… y cubierto con buttercream de… ¿¡¡NUTELLAAAA!!? Bueno, ¡no os lo imagináis ni por asomo, así que tenéis que probarlo!

Cupcakes de chocolate y nutella

Cupcakes de chocolate y Nutella.

Esta receta se la debemos a la pastelería Hummingbird ¡que seguro visitaré en mi próxima visita a Londres! ¡Tengo que probarlo todo de ellos!

¡Y vamos con nuestra recetita!

Para unos 9 cupcakes de chocolate y Nutella:

  • 100 g de harina.
  • 20 g de cacao en polvo.
  • 140 g de azúcar.
  • 1 1/2 cucharaditas de levadura.
  • Una pizca de sal.
  • 40 g de mantequilla a temperatura ambiente.
  • 120 ml de leche.
  • 1 huevo.
  • Nutella.

Precalentamos el horno a 170º C.

Tamizamos el harina y el cacao y lo batimos con el azúcar, la levadura, la sal y la mantequilla hasta que esté bien mezclado. Echamos la leche poco a poco mientras batimos y luego el huevo. Batimos hasta que todo esté perfectamente mezclado y repartimos la mezcla en nuestros papelitos o moldes de cupcakes para meterlos al horno durante 20 minutos.

Una vez estén fríos, les hacemos un agujero con un descorazonador de manzanas, rellenamos con Nutella y volvemos a tapar.

Para la buttercream de Nutella:

  • 250 g de azúcar glas.
  • 80 g de mantequilla a temperatura ambiente.
  • 25 ml de leche.
  • 80 g de Nutella.

Tamizamos el azúcar glas y lo batimos junto la mantequilla a velocidad lenta/media. Una vez que esté bien unido bajamos la velocidad a lenta y echamos la leche poco a poco. Cuando esté bien mezclado subimos la velocidad a rápida y batimos durante al menos 5 minutos. Echamos la Nutella y volvemos a batir.

Esta buttercream no sale con suficiente consistencia para decorar con boquilla, ¡pero está deliciosa!

Cupcakes de chocolate y nutella

Cupcakes de chocolate y Nutella.

¡Qué los disfrutéis!

Cupcakes de Frambuesa

¡Hola! Hoy venimos con otra receta rica, rica 🙂 Cupcakes de Frambuesa. Y es que esto de comprar pastas Home Chef se está convirtiendo en algo adictivo (realmente todo lo relacionado con la repostería… ¡Gema se fuerte!).

Cupcakes de frambuesa.

Cupcakes de frambuesa.

Entre apuntes y apuntes aún me las estoy apañando para hacer cositas nuevas pero ya veremos conforme se acerquen las fechas de los exámenes 🙁 ¡Esto es horroroso! ¡¡Con lo que me gusta cocinar!! ¡Quedáis avisados por si desaparezco! ¡No me abandonéis que volveré! El día 7 de febrero termino sí o sí y el día 9 tengo curso de tartas con Vainilla y Caramelo (regalo de Sergio :)). Por fin tendré mi primera experiencia decorando una tarta con fondant. ¡Qué ganas de que termine todo!

Bueno, vamos a dejarnos de rollos ¡y vamos con la receta!

Para 12 cupcakes de frambuesa:

  • 280 g de harina.
  • 3 cucharaditas de levadura.
  • Una pizca de sal.
  • 115 g de azúcar.
  • 2 huevos.
  • 200 ml de leche.
  • 85 g de mantequilla.
  • 2 cucharadas de pasta de frambuesa Home Chef.

Precalentamos el horno a 200º C mientras tamizamos la harina, la levadura y la sal. Después añadimos el azúcar. Batimos ligeramente los huevos e incorporamos la leche, la mantequilla fundida y la pasta de frambuesa.

Hacemos un agujero en el centro de los ingredientes secos y vertimos los ingredientes líquidos para mezclarlos. Repartimos la mezcla en los moldes y horneamos durante unos 20 minutos.

Para el buttercream (también de frambuesa):

  • 250 g de mantequilla a temperatura ambiente.
  • 325 g de azúcar glas.
  • 2 cucharadas de pasta de frambuesa (id probando y echad al gusto).
  • 2-3 cucharadas de leche.

Tamizamos el azúcar glas y lo batimos junto a la mantequilla. Añadimos la cucharada de pasta de frambuesa y la leche. El color que tienen es natural. ¡Es resultado de la pasta!

¡Qué las disfrutéis!

Cupcakes de frambuesa.

Cupcakes de frambuesa.

Cupcakes de oreo

¡Hola! Hoy os traigo una receta que me encanta como buena fan de las Oreos (aunque he de decir que después de probar esta receta y el batido de Oreo… ¡¡¡una Oreo a secas está sosísima!!). Las hice en Melilla para que mi hermana, también fan de las Oreos, las probase y la verdad es que saben de muerte… ¡Vamos con la receta!

Para 12 cupcakes de Oreo (receta tomada de Canela’s cake):

  • 120 g de mantequilla sin sal a temperatura ambiente.
  • 140 g de azúcar.
  • 110 g de harina.
  • 3 cucharadas de chocolate en polvo.
  • 8 Oreos grandes.
  • 70 ml de leche.
  • 1 cucharadita de levadura.
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla.
  • 1 pizca de sal.
  • 2 huevos.

Precalentamos el horno a 170º C. Batimos el azúcar y la mantequilla hasta que quede una mezcla cremosa. Añadimos los huevos uno a uno y mezclamos bien. Echamos el extracto de vainilla. Separamos las Oreos de su crema y trituramos las galletas. Tamizamos la harina, el cacao, la levadura y las Oreos y añadimos la mitad a la mezcla. Mezclamos bien y echamos la leche, la crema de las Oreos y la sal. Añadimos entonces la otra mitad y mezclamos de nuevo.

Repartimos entre los moldes y horneamos unos 20 minutos.

La buttercream es la misma que utilizamos para la tarta de chocolate con buttercream de Oreo 🙂

Para el buttercream de Oreo (de la misma página):

  • 6 Oreos grandes.
  • 200 g de mantequilla sin sal a temperatura ambiente.
  • 3 cucharadas de leche.
  • 380 g de azúcar glas.
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla.

Volvemos a separar las Oreos de su crema y trituramos las galletas. Ponemos todos los ingredientes en la batidora/amasadora y mezclamos a velocidad baja durante 2 minutos y a velocidad alta 2 minutos más. Si lo deseamos, podemos decorar con 12 mini galletas Oreo.

¡Espero que os guste tanto como a mí!

Cupcakes de oreo.

Cupcakes de Oreo.

Tarta de limón y mandarina

¡Hola! Hoy os traigo otra receta bastante rica la verdad 🙂 Me ha gustado esta combinación bastante y eso que los bizcochos no me vuelven muy loca. Después del gran descubrimiento de la pasta de mandarina de Home Chef tenía que probar esto… ¡Y aquí estamos! La hicimos solo de un piso porque no era para ninguna ocasión especial, solo para nosotros y dos pisos hubieran sido mucho, pero seguramente dos pisos queden mucho más bonito 🙁

Para el bizcocho de limón:

  • 1 yogur de limón.
  • 1/2 yogur de aceite.
  • 3 yogures de harina.
  • 2 yogures de azúcar.
  • 3 huevos.
  • 1 sobre de levadura royal o 16 g.
  • 1 ralladura de limón (si es posible, que el limón sea grandecito).

Precalentamos el horno a 170º C. Tamizamos la harina y la levadura y mezclamos todo en un bol. Lo echamos en un molde de 20 cm y lo metemos al horno. Yo lo tenía 5 minutos con el horno antiguo por arriba y abajo y luego otros 20 minutos solo por abajo porque calentaba muy desigual. Supongo que con el nuevo no hará falta cambiar la posición. Si se os empieza a quemar por arriba ponedle papel albal o una tapadera de metal 🙂

Después de enfriarse le echamos el almíbar que nos había sobrado de los cupcakes de mandarina. Os recuerdo la receta del almíbar de mandarina:

  • 100 g de azúcar.
  • 100 ml de agua.
  • 1 cucharada de pasta de mandarina.

Ahora lo cubrimos con buttercream de mandarina. Para un piso de bizcocho nos vale  la misma cantidad que usamos para las magdalenas:

  • 250 g de mantequilla a temperatura ambiente.
  • 325 g de azúcar glas.
  • 1 cucharada de pasta de mandarina.
  • 2-3 cucharadas de leche.

Tamizamos el azúcar glas y lo batimos junto a la mantequilla. Añadimos la cucharada de pasta de mandarina y la leche. Si lo quereis de otro color echad colorante. Yo utilicé los de gel de Wilton y para el naranja necesite 1 palillo de rojo y 2 de amarillo.

¡Disfrutadlo!

Tarta de limón y mandarina.